Vacaciones en Conil de la Frontera

Calas de Roche
Tras terminar nuestros días en Sevilla, tocaba una semanita de vacaciones en Conil de la Frontera (Cádiz).

Día 20...

Dejando una maravillosa Sevilla, tocaban 2h sin paradas para llegar a Conil donde habíamos alquilado un apartamento en mitad del pueblo y a 15 min andando de la playa.

Acabamos cogiendo peaje casi obligatorio. El viaje se hizo corto y en nada nos recibía un pueblo blanco, con el mar al lado.

Para aparcar era complicado. Casi no había sitios, pero cerca de una farmacia pudimos hacerlo y detrás estaba la casa.

Los caseros, resultaron ser nuestros vecinos. La mujer, que fue quien nos atendió nos dijo que estábamos puerta con puerta, por si necesitábamos algo. Fue algo que me incomodó al principio, pero puedo decir por adelantado que en la semana que estuvimos en su casa, nunca nos cruzamos ni nos oímos. Fue pura tranquilidad.

El apartamento, era un primero con una habitación, un baño amplio con bañera, una cocina pequeñísima compartida con el salón, pero acogedor.

Por la tarde, para reconocer el terreno nos acercamos a la playa principal, la Playa de los Bateles. Como ya digo, estaba a 15 min andando y atravesando un montón de callejuelas estrechas. No paraba de ver tiendas con los bolsos de pajilla que tanto ansiaba. Miraba el precio y si tenían cremallera y seguía caminando.

Este día, conocí lo que es el levante. Cuando hay un viento fuerte procedente del este del litoral mediterráneo y el occidental, se levanta la arena y se te hecha encima. Esto es algo muy molesto. Pues todo lo que lleves a la playa se cubre de arena. Tiene tanta fuerza que tienes que llevar gafas de sol para que no se te meta en los ojos y aun así, por arriba o por abajo algo se puede meter.

Si entras al agua, y hay levante, a la salida acabas de arena por todos lados. ¡Se pega! Aunque nos decidimos bañar, el agua estaba fría. Es el agua más fría donde me he bañado.

A la subida al apartamento, cogimos otro camino para seguir inspeccionando el pueblo y ver los sitios con más ambiente para salir alguna otra noche.

Día 21...

Una de las cosas que más me gusta, son las calas. A diferencias de las playas, estas están comprendidas y tapadas en los dos lados por rocas o suspensiones altas de montañas. Son más pequeñas y muchísimo más tranquilas. Es raro ver una fuerte marea de olas y muchos las prefieren porque pueden hacer nudismo y llevar perros. Ahora sí, la mayoría tiene difícil acceso y por lo general, están más alejadas de las edificaciones. Y hazme caso, valen muchísimo la pena.

Esta misma mañana, fuimos a las calas de Roche. Son unos 15-20 min en coche desde el apartamento y hay que saber que por las mañanas, se ponen algunos magrebíes con la chaqueta amarilla  al lado de un aparcamiento en plan ¨gorrillas¨ indicando dónde aparcar y luego te dan un papel a cambio de un euro.

Ya lo he dicho en post anteriores, hay que tener cuidado. En esta ocasión, era un chico simpático dispuesto a ayudar. Como no teníamos ni idea de la zona, le preguntamos por las calas y qué nos íbamos a encontrar. Nos dijo que de frente estaba la urbanización de Roche, Que desde allí también había acceso a alguna cala, pero que donde habíamos dejado el coche estaban las mejores. Había que andar 10 min paraempezar a ver las primeras calas y todas estaban juntas: Cala de El Faro, Cala Tío Juan de Medina, Cala del Pato, Cala del Frailecillo, Cala del Aspero y la Cala Encendida.

Tras andar por un sendero muy caluroso, desde arriba miramos y algunas ya había gente y decidimos apostar por la Cala del Pato.


Tiene unas vistas espectaculares a todo el mar comprendida entre rocas y es pequeñita. Me gustó muchísimo y una tranquilidad. Aquí el agua estaba fresquita, pero no fría como el anterior día.

Pasamos la mañana aquí y a la tarde, como nos gustó tanto estas calas volvimos. El magrebí seguía. Así que, le enseñamos el papel de la mañana y nos dijo que no habría problema.

Esta vez probamos la cala de al lado que era la Calada del Frailecillo.


Se estaba de lujo. Todas estas calas eran de arena blanquecina y fina. De las que da gusto andar sin calzado y la entrada al mar sin piedras de por medio. En estas calas tan acogedoras vimos varios atardeceres. Nos gustaba quedarnos hasta el final. Una vez terminaba el atardecer y el sol se escondía la gente se empezaba a ir y al rato nosotros para que no nos hicieran atasco al salir.


Eso sí, salir de Roche era fácil, pero al entrar en Conil un poco caos. Como pasara más tarde de las 20:30 h la entrada al pueblo de venir de las playas de al lado, era echarte un buen rato de espera. Luego otro tanto rato para aparcar. Así que, recomiendo aparcar según te metes por el pueblo a mano derecha que hay unos chalets. Es una zona más vacía y está lejos del centro, pero es la única zona donde se encuentra sitio rápido.

Día 22...

Esta mañana, la pasamos en Caños de Meca. Está a 20 min de Conil en coche. A lo lejos se ve el Faro de Trasfalgar y esta es una zona donde había muchos hippis en autocaravanas.

Madrugando, se puede coger sitio en un pequeño aparcamiento al lado de la playa. Es una playa muy grande y este día sí hubo un poco de oleaje moderado.

Aquí tampoco hay mucho que contar. Es una buena playa para tomar el sol, que los niños jueguen y bañarse con cuidado. Cada dos por tres pasa un mantero a venderte algo y es lo que lo hace incómodo si estás intentando tomar el sol.

A la tarde, después de comer en el apartamento y descansar un poco, fuimos a El Palmar. El mejor sitio para hacer surf tanto a nivel principiante como nivel avanzado.

Se veía muchos grupos de chicos con sus trajes de neopreno y su tabla de surf. Allí te enseñan y donde se cogen las mejores olas. También destacar que es una zona de muchos hippies.

Este día, también se levantó levante y al final no nos quedamos mucho más que para ver qué había. Así que, regresamos a la playa principal de Conil y cogí muchísimas conchas que había en la arena. En la vida había visto tantas juntas y muy grandes.


Por la noche, salimos a conocer la noche conilense. Es un sitio con muchísimo ambiente de fiesta, de tomar algo en un bar o en una discoteca. Una cosa que me gustó mucho es que podías entrar a los bares sin pagar la entrada y oír música en directo. Eso me encantó. Solo pagabas lo que decidieras beber y una vez entrabas si no te gustaba, podías salir sin problema.

Tontamente dando una vuelta, acabamos en un bar modesto. Música de los años 80 en español cantada por un grupo cualquiera, que cada noche actuaba en diferentes garitos. Esta noche fue súper buena. Podría decir, que fue la primera vez que salí de fiesta..

La gente de este garito tendría de media 30-35 años y aunque yo soy una década más pequeña, me sentí muy cómoda.

Día 23...

Fuimos a pasar todo el día a la playa de Bolonia. De las mejores playas que podrás ver en Cádiz.

Desde Conil a esta playa hay 45 min y es por eso, que no hacíamos un "me voy a come ry luego vengo".

Madrugamos como solemos hacer siempre para aprovehar mejor el día. Aquí hay mucho para ver porque están las ruinas de Baelo Claudia.

Son un conjunto arqueológico romano. Aquí si eres ciudadano en la Unión Europea entras gratis enseñando tu DNI o pasaporte. Solo se paga si eres de fuera a ella y el precio es muy económico: 1,50 €.

Este lugar tiene una especie de museo con cosas expuestas y parte de su historia. Mostraré algunas que me llamaron más la atención para abrir boca.


Esto es parte, de lo que se puede ver por dentro bien conservado a unas buenas temperaturas frescas. Saliendo al exterior viene lo mejor. Porque son las ruinas. Algunas ya destrozadas y otras muy bien conservadas. A mí esta parte me gustó mucho porque puedes ver en persona las estructuras donde residían los romanos que hemos estudiado en los libros de historia.


Hay expositores donde te dice exactamente lo que es. Se pueden ver las habitaciones, termas, el templo entre otras muchas más ruinas.

La mejor parte que se conserva y también han intervenido en una reconstrucción es esta que muestro a continuación.


Te indican en un mapa todo lo que aun se conserva y se puede ver.


Puedes pasar tanto tiempo quieras haciendo la visita y hacer cuantas fotos quieras para ti. Si no recuerdo mal, está prohibido sacar fotos para luego lucrarse de ello. Es decir, sacar un beneficio económico o a través de las fotos dar demasiada información. Lo entendía así, y es por ello que mostraré una pequeñísima parte y lo demás lo tendrás que descubrir haciendo una visita.


Lo que lo hace más atractivo aun si cabe a estas ruinas de Baelo Claudia, es que está al lado de la playa y hay unas vistas súper bonitas. ¡Hasta aquí puedo contar!


Para ir a la playa, ya que esto tiene su aparcamiento, pero la playa queda al otro lado hay que volver a coger el coche y recomiendo llevarte de todo para no estar volviendo a él.

Es una playa muy larga y extensa. Va muchísima gente y al principio de la playa está toda ocupada, pero lo mejor está al final de la playa.

Así que sí, hay que andar un montón, pero vale la pena para los valientes que quieran sentirse en pleno desierto rodeado de bosque, mar y montañas.

La arena blanca y fina quema muchísimo y sobre todo por la tarde en horas de la siesta, pero es cuando menos gente se atreve a subir una cuesta desértica ardiendo hacia lo que será las mejores vistas que veas en una playa. ¡Las mejores! Lo repito porque vale muchísimo la pena.

Nos quemamos los pies, andamos saltando, casi corriendo porque no exagero quema mucho los pies lleves o no zapatillas. En nuestro caso, fuimos sin ellas pensando que la subida no sería tanto, ya que al ir a ella íbamos andando por la orilla mojándonos los pies. Al acabar el agua, empieza la "tortura".

Subir arriba en el corazón de la playa Bolonia, estás dividido entre zona con bosque y árboles, escondiendo el mar y a lo lejos el Faro de Trasfalgar.


Al otro lado queda las montañas. De frente las mejores vistas de toda la playa y la subida désertica.


Sin duda, de las mejores playas que hay por Cádiz.

Por la noche, volvimos a salir por Conil y nos encontramos por sus calles un grupo de hombres cantando chirigotas. Fue muy divertido. Dejo un trocito de la pura realidad de las redes sociales. Especialmente de Instagram. Para mí la mejor y más realista.


La vuelta no estuvo mal. Como ya digo es una zona con muchísimo ambiente y da gusto pasear por sus calles.

Día 24...

Por la mañana, volvemos a las calas de Roche. Siempre íbamos cambiando, pero las que más nos gustaban eran las dos mencionadas más arriba.


A pesar de que son muy tranquilas, en este día hubo un poco de oleaje y eso animó la cosa. ¿A quién lo le gusta saltar olas o ir a por ellas? Esto hay que tener cuidado, pues alguna te puedes comer o llevar mar a dentro. Mejor con mucha precaución.

Tiene mucha zona de rocas apartadas  de los ojos curiosos por arriba. Lo cual para sacarte alguna foto, tomar el sol sin que nadie pase por tu lado, también es muy agradable.


Por último, destacar de estas zonas que cuando nos íbamos vimos un camaleón. Una familia se paró y se puso a hacerse fotos y nosotros nos quedamos mirando a ver qué había y sí, el reptil se quedó inmóvil para pasar desapercibido. Aun así no lo consiguió.


Personalmente, nunca había visto uno y es curioso como se adaptan al color de las cosas. Una pareja lo tocó y todo con la intención de llevárselo. El camaleón no hizo absolutamente nada. Finalmente, le dejaron en su hábitat y se camufló mejor. 

Así que, en esta zona podría haber más camaleones y era bastante grandecito. 

Ya por la tarde noche, nos acercamos a Vejer de la Frontera. También es uno de los pueblos más bonitos de España.

La verdad es que antes de darnos cuenta cayó la noche y para las fotos y verlo mejor, fue horrible. Hubiera preferido haberlo visto por el día, de haber sabido el dato de que es de los más bonitos.

Aquí otra vez no paraba de ver bolsos de pajilla. Justo cenamos enfrente de una tienda que vendía un montón. Fue curioso porque nos sirvieron la cena en cucuruchu como me había comentado una compañera.

El nombre del lugar no me acuerdo, pero era una pequeña plaza y el sitio tenía terracita. Cenamos agradablemente y en la parte de atrás tenía una de las mejores heladerías de Vejer. De hecho, nos la recomendó la camarera que nos atendió.




Para salir del pueblo era una locura. Resulta que ese día estaban de fiestas y tiraron cohetes. Había muchísima gente y nos perdimos un poco, pero al final encontramos el coche.

Me da pena, pero no me llevé una gran impresión de Vejer. Ojalá poder volver y verlo mejor por el día, que seguro que merece mucho más la pena. 

Día 25...

Terminando nuestros últimos días de vacaciones por Conil, no podíamos perder la oportunidad de ver el puerto de Roche. Está justo antes de llegar a las calas.


Es pequeño y casi no va nadie. No muy lejos a este puerto por la izquierda se ve una cala y algunas personas en barquita. Por lo demás, no se puede pasar a ver mucho. Es más bien de verlo desde fuera.


También estuvimos por la tarde en Barbate. Aquí se grabó la serie: "Perdóname, señor". me imaginaba algo más, pero se quedó en nada.

Era como parte humilde. La playa sin gracia. Muchos gitanos. Paredes de las fachadas de alrededores pintadas. No me gustó nada esta zona.

Así que un baño muy expres y nos acercamos a el Faro de Trasfalgar que está dentro de Barbate.


Cada vez que íbamos a una playa lo veíamos a lo lejos y ya iba siendo hora de acercarnos a verlo bien de cerca. Fue increíble. Lo cual lo recomiendo sin dudar y más antes de caer el atardecer.

Hay un largo camino y cuesta, pero merece mucho la pena.



Nos pusimos justo delante de él. La gente iba cogiendo sitio. Había unas vistas al mar, con el sol de frente, a la playa ¡impresionantes!

De los mejores atardeceres que he visto en Cádiz, sin duda me quedo con este. Fue muy especial. Cuando el sol comenzó a esconderse, la gente se cayó, observó grabando como si solo pasara una vez en la vida. Quienes teníamos pareja, estábamos acurrucados como viendo una película romántica en el cine esperando ese beso que tardaba en llegar. Las aguas del mar cambiaron de color. De repente un halo de luz producido por el sol de iluminaba en el agua. Estábamos frente a la puesta de sol más bonita de todo el Faro de Trasfalgar donde siglos anteriores tuvo lugar la batalla, que hoy conocemos en los libros de historia como la Batalla de Trasfalgar.


Duró entorno a media hora todo lo que describo y cada minuto se superaba más.

Dejo un pequeño vídeo de todo lo que comento minutos antes de que se hiciera de noche.


Una vez el sol quedó tapado por la noche y acabó el atardecer, todos aplaudieron y empezaron a levantarse.

La parte mala de la bajada, es que había plagas de bichos acechando a todos y al momento te llevabas entre 10 y 15 picaduras como mínimo y ni te das cuenta.

Así que lo mejor, llevarse algo que los repela para poder bajar y llegar al coche sin tanto mosquito buscando buena sangre dulzona.

Día 26...

Se podría decir que ya era el último día de playa. Nos quedaba conocer Zahara de los Atunes, concretamente a la Playa de los Alemanes. Así se llama. Esta playa está justo al ladod el estrecho y al final de todo el horizonte mirando el mar, nos encontraríamos con Marruecos.

Es una playa muy bonita en sí, peeeero justo este día pasó algo que para mí, lo convirtió en las peores que he estado. A continuación vamos entrando en terreno pantanoso.

Antes de llegar, vimos niños magrebíes con comida. Era un poco extraño ver tantos niños pequeños juntos y sin adultos cerca.

Aparcamos justo enfrente de la playa, lo cual estaba muy bien. Al llegar a la playa, me acuerdo perfectamente que estaba medio dormida. Vi esto:


Una lancha. Mi novio me dijo algo como ha habido desembarco a lo que en ese momento mi cabeza pues no caía. Lo vi y pensé que era un hinchable más... La cosa fue que como no parábamos de mirarla una mujer que estaba a nuestro lado nos dijo que diez minutos antes de llegar de esa lancha se habían bajado un montón de niños y jóvenes ilegales de Marruecos, colándose a España. Fue bajarse de la lancha y echarse a correr. Al parecer la Guardia Civil los estaba esperando y estos niños soltaron algunos fardos al suelo, otros los tiraron por el camino y corrieron hacia las casas de cerca.

No había muchas y había un gran perímetro acortonado por la Guardia Civil. Si lograsen escapar acabarían campo a través o más bien desierto, porque apenas había árboles una vez salías de esta zona. 

Según lo contaba la mujer yo estaba alucinando en colores. Era niños y pequeñitos. Me hacía muchas preguntas: ¿tan mal está la situación allí para cruzarse 8 km en lancha sin saber si se pueden ahogar? ¿qué les habrán prometido aquí para hacerlo? ¿saben que una vez que los cojan los regresarán de nuevo? porque al ser menores es lo que pasará.

Soy una persona bastante curiosa y me acerqué a verla mejor. Mínimo más de 20 chavales iban ahí, pero es que la mujer dijo que eso era el pan de cada día en esa playa. Una vez a la semana venían un montón de madrugada para llegar a España a una hora que casi no hubiera veraneantes en la playa. Aun así, siempre había alguno y no hacían nada. También ¿qué van hacer? siendo menores como si no, es una situación incómoda y complicada que debe quedar en manos de la Guardia Civil.


Esta mañana estaba muy intranquila, porque podían volver más en cualquier momento decía la señora y les daba igual pillarte dentro del agua, en la orilla como fuera que ellos iban venir a toda mecha en lancha, la iban abandonar y a correr con o sin fardos.

Después de ver tantas series sobre drogas, hachís, esto estaba siendo real. Una cruda realidad que pasa aquí en España, no nos engañemos. 

Intenté bucear y el agua era muy cristalina, pero cuando estoy con la mosca detrás de la oreja soy incapaz de disfrutar y mucho menos de mirar para otro lado.

Cuando salía del agua, de pronto vino un fuerte viento y se llevó todas nuestras cosas: los bolsos con la comida, con los móviles, la sombrilla volando al agua. Me puse tan nerviosa, que fui detrás de la sombrilla que se estaba metiendo en la parte onda y la gente me veía y no hacía nada. La falta de empatía de mover el culo y de intentar cogérmela fue brutal.

Si la sombrilla se llega a meter muy adentro, y yo me meto, lo más probable que me hubiera ahogado si voy detrás. Cuando menos mal, que un hombre que estaba en la parte honda se acercó con ella. Le di las gracias y seguí corriendo a ver dónde estaban las demás cosas. Que por suerte, acabaron donde se encontraba una familia a nuestro lado y en ese momento solo estaba la niña, que miraba para ver de quién era y no intentó guardarse nada. El susto de verme sin ayuda empeoró la situación en esa playa. 

Tampoco podía avisar a mi novio que estaba buceando y no miraba para afuera. Me comí todo sola y cuando salió, yo solo me quería ir de la vergüenza y todo lo sucedido.

Me tranquilizó, y a pesar que a él sí le gustó la playa nos fuimos. ¿Que nos encontramos a la vuelta? Un autobús de la Guardia Civil con los niños dentro y los más mayores, de entre 17 y 18 años peleándose con ellos a patadas y puñetazos. Estaban bastante agresivos con la Guardia Civil.

La tarde la quisimos pasar en las calas de Roche, que junto con la playa de Bolonia lo mejores de estas vacaciones.

Día 27...

En principio teníamos ganas de más playa por la mañana, ya que podíamos aprovechar en la de los Bateles que la teníamos al lado, ducharnos e irnos antes de las 12, pero como tampoco nos gustó mucho y entre que había riesgo de levante pasó algo mejor: surgió ir a Gibraltar.

Era pronto y no estábamos muy lejos de Gibraltar, ni Gibraltar de Córdoba. De Conil a Gibraltar A 1h y 42 min siendo prontísmo a las 11 llegaríamos y en una mañana podíamos verlo para antes de las 20h llegar al hotel que habíamos reservado en Córdoba.

Ya que estábamos justo en el estrecho había que aprovechar y así, nos pusimos rumbo a Gibraltar.

                                            Continúa la aventura por Gibraltar.

46 comentarios:

  1. Hola! Muy buenas fotografía y excelente paisaje, creo que estos días de aventura se deben disfrutar al máximo! Que bueno que nos muestres la información y compartas estás aventura con nosotros así tener una idea de lo bien que la pasaste y cualquier día que se viaje tener tu bitácora, y lugares visitados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nadia,
      ¡Muchas gracias! Si vas por la zona, ya tienes lugares de referencia.

      Eliminar
  2. madre mia que de cosas has hecho, me ha encantado, nunca he estado por esta zona, y las ruinas y las termas me las anoto, que son visitas que me gustan hacer, por cierto, que monada de reptil, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ruinas al lado de la playa, es impresionante, pero más la playa de Bolonia entera.

      Eliminar
  3. Que hermoso viaje estas haciendo... hermosas playas, que increible la situación que atraviesan algunos chicos y jóvenes es realmente terrible seguramente para que decidan arriesgar sus vidas...

    ResponderEliminar
  4. Qué fascinante aventura la que tuviste !! Me gustaría poder viajar y conocer nuevos lugares así como tú. Sigue así. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que hagas de tus viajes unas buenas aventuras.
      Saludos.

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Sin duda Sevilla tiene un color especial, pero la zona de Cádiz es pura magia.
    He estado varias veces por la zona y la verdad que siempre que bajo pienso que no debo distanciar mis visitas tanto, porque a mi regreso siempre regreso cargada de nuevas vivencias, nuevos sitios fabulosos que he ido descubierto y como no, miles de fotos jejeeje.
    Pero a pesar de haber estado varias veces por la zona, Cádiz, Jérez, El Puerto de Santa María, Tarifa, por citar algún ejemplo, nunca he dejado caerme por la zona de Conil de la Frontera. Pero hoy después de leerte me has dado muchos motivos para hacerlo y a la vez descubrir nuevos lugares como Caños de Meca, y volver a lugares tan especiales como la Playa de Bolonia en Tarifa. (Amo esa playa).
    Por cierto, me ha hecho gracia, porque mi primer viaje a la zona de Cádiz, fue también posterior a mi estancia en Sevilla, vamos estuve unos días allí y luego puse rumbo a el Puerto de Santa María, que es donde me hospedaba.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Cuando vuelvas, visita Conil. Si puede ser también por la noche, está genial y hay muy buen ambiente. A mí me gustó bastante sus calas y ese ambiente nocturno.
      Quiero volver a Cádiz, aunque esta vez a la capital o más zonas El Puerto de Santa María.
      Besos.

      Eliminar
  6. Hola guapa!!
    Menudo viaje, vaya que me has hecho agua la boca con todos esos sitios donde habéis estado.
    Hace mucho tiempo estuve por esos lugares, pero no pude hacer un recorrido tan completo como el vuestro, la verdad es que esos pueblecitos blancos, me encantan, tienen siempre algo.
    De todo los lugares que nos has mostrado, me muero por conocer esas calas, que yo también soy una fan de ellas, y por las ruinas de Baelo Claudia, vaya, que lugar tan especial.
    Y que cosa lo de la playa de los Alemanes, debió ser algo incomodo, lo que vemos en las noticias, ya presenciarlo.
    Esperaré tu próximo post, para seguir deleitándome con tus viaje... Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Esas calas te van a encantar, ya verás. Se está divinamente y como hay varias hay para pasarse de una a otra.
      Besos.

      Eliminar
  7. Buenas!
    Este viaje está siendo toda una aventura! La verdad es que las playas que nos muestras son muy bonitas. Me sabe fatal el incidente con el viento y que te vieras sola ante esa situación. Es muy cierto que mucha gente te ve en un apuro y son incapaces de ayudarte... y lo de la zodiac me ha dejado un poco helada, no te voy a engañar. Sabemos que son cosas que están pasando... pero realmente no somos conscientes de ello. Una pena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Son de esas anécdotas que se pueden contar, pero en el momento no te hacen mucha gracia.
      Lo de la zodiac, hasta que no lo ves de cerca, es lo que dices y eso que pasa todos los días.

      Eliminar
  8. Hola,
    Me he leído todo el post y la verdad es que iba muy bien hasta la mitad, ya que he dicho ¡ala, alguien que ha ido a mi tierra a disfrutarla! Pero ya veo que no ha sido del todo así. En Cádiz sabemos la realidad del día a día que sufren los menores y lo duro que es para ellos toda la situación, por eso somos una tierra tan hermana y que lucha por acabar con la desigualdad en este aspecto. Para la gente que viene de fuera puede parecer que esto es algo nuevo, pero cuando era pequeña la situación era mucho peor, porque lo que llegaban rotas no eran las lanchas precisamente.
    Por el resto, espero que sigas disfrutando de tus vacaciones y que conozcas mucho de nuestras costas.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Y disfruté muchísimo de Cádiz a excepción de presenciar aquello. Una pena lo que comentas de la situación cuando eras pequeña.. Quizás los que venimos de fuera, nos choca más. Lo vemos en las noticias, pero verlo personalmente, es como más impactante. Te hace ser más consciente de las situaciones que deben de pasar para venir aquí de esa manera.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Bonito viaje. Las playas de Cádiz son fantásticas. Hace mucho que no bajo por el sur.
    El tema de lo de la inmigración es muy triste y más si pensamos en las mafias que hay detrás. El tema no acabará mientras no se vaya a la raíz del problema y cómo bien dices tú, cómo de mal estarán allí para cruzar en esas lanchas jugándose la vida.
    Muchos de esos jóvenes acaban en centros de menores, de acogida... mientras son menores se les da protección, pero después una patada.
    La realidad dista mucho del sueño que buscan y acaban delinquiendo, en la droga,... esa es la realidad. Es triste, pero va a seguir siendo así porque no hay una buena política de exterior ni colaboración ni inversión en sus países para que esto no tenga que suceder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así pienso yo en todo lo que comentas. O se va al problema de raíz, o seguirá pasando cada día y las mafias seguirán a lo suyo, aprovechándose de niños y jóvenes inocentes que no ven otra salida más que esa.

      Eliminar
  10. Hola guapa, madre mia que todo! es la primera vez que oigo hablar de este sitio, pero viendo las playas y todo lo que nos cuentas, me muero de ganas de viajar a Conill! esas puestas de sol me han parecido mejores que las de muchas playas del caribe y bueno ese camaleon que monada! este año me es imposible, pero para el siguiente me lo organizo! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Resi,
      A veces no hace falta irse a playas de fuera. Aquí en España, tenemos unas auténticas playas y calas que son una joya de relax, disfrute y sin gastar tanto dinero. Ojalá puedas organizarlo y descubrir la zona.
      Besos.

      Eliminar
  11. Hola! cuanta envidia sana me das, yo quiero y necesito vaciones, el Conil de la Frontera no es un sitio que tenga muy en menete por el calor, pero viendo tus fotos y todo lo que viste, igual merece la pena pasar un poco de calor. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Tampoco hace tanto calor. Por lo menos cuando fui, se estaba genial y como el agua es fresquita, se pasa enseguida jeje.
      Besos.

      Eliminar
  12. Hola guapa! Me encanta Andalucía pero nunca he estado en Conil de la Frontera y leyendo tu post me han entrado ganas de ir, ya que Cádiz es uno de mis viajes pendientes y me encantaría conocer todas esas ruinas y sobre todo las calas tan preciosas que tiene. Gracias por compartir. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Feli,
      Ya tienes varios lugares muy buenos que conocer por Cádiz.
      Besos.

      Eliminar
  13. Qué mal cuerpo me ha dejado la situación que has descrito de las lanchas. unido al vuelo de las pertenencias para estar atacada de los nervios. Y me ha sorprendido lo de las calas, no sabía que había tantas por ahí, bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conil está plagado de calas maravillosas que hacen que este viaje haya valido la pena y se haya disfrutado mucho.

      Eliminar
  14. Hola wapa! El año pasado yo y mi novio alquilamos una casa en Conil con unos amigos y nos lo pasamos genial. No estuvimos visitando cosas, sólo fuimos a la playa y a salir por la noche pero nos gustó muchisimo y estoy segura de que volveré!
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Justo fue el año pasado cuando nosotros también fuimos. La noche allí, me gustó muchísimo. Nunca lo había pasado tan bien saliendo de noche.
      Besos.

      Eliminar
  15. Las playas están bonitas, ahora me queda más claro la diferencia entre una cala y playa, no es un término al que esté acostumbrada, las puestas de sol son siempre un espectáculo que vale la pena, sobre los inmigrantes que puedo decirte, es algo que en la actualidad se da en todas partes, pero no deja de sorprender la forma en que llegan más aún si se trata de menores de edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien a todo lo llama playa, pero cuando sabes la diferencia, gustan más las calas porque son más pequeñas, con menos gente y el mar más tranquilo.

      Eliminar
  16. Conil es de los mejores sitios para veranear de cadiz porque tiene buenas calas a la vista esta. Por la noche se puede salir y hay muy buen ambiente. A mi me encanto y bueno de sitios cerca, he estado en el palmar intentando surf y fui incapaz jaja y en bolonia todo un paraiso.
    Una pena lo de la lancha. Yo no lo llegue a ver pero siempre lo veo en la tele y siempre usan a los inocentes para meternos la droga al pais
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confirmo ese buen ambiente por la noche. La tranquilidad, el que puedas ir a cualquier garito y escuchar música pagando solo lo que consumes y si no te convence, salir sin problemas.
      Un beso.

      Eliminar
  17. HOla! No había oido nunca Conil la verdad.... Nunca he estado en Cadiz ni si quiera me lo había plateado pero viendo tus fotos me dan ganas! Se ve que lo pasaste genial en tus vacaciones! Se ven unas playas preciosas! Tengo una prima que cada verano va a Cadiz pero no se por que zona lo que si me ha dicho es que allí el agua esta mas fría.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Sí, por allí el agua es más fresquita sobre todo si no estás acostumbrada de primeras. Yo lo noté el primer día, pero luego si te quieres bañar, te vas metiendo poco a poco y ya no cuesta tanto.
      Besos.

      Eliminar
  18. Se me ha antojado un montón ir a la playa, sobre todo poder conocer ese hermoso lugar que nos muestras, aquí en Bogotá esta haciendo muchísimo frío, un poco de sol no nos caeria mal.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    No soy de España y nunca había escuchado acerca de Conil de la frontera, pero por todo lo que nos has contado en tu entrada parece un lugar super genial, me encantan las vistas que nos mostraste de la playa, yo no soy mucho de mar pero me maravillo de esos lugares.
    Espero la hayan pasado genial.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      ¡Lo pasamos muy bien! Sobre todo por sus calas y el ambiente nocturno.
      saludos.

      Eliminar
  20. Hola,
    Pues el verano pasado íbamos a ir a conocerlo, pero surgió un imprevisto. Debe ser un sitio encantador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      A ver si otro verano podéis ir sin problema. Ya te confirmo que lo es.

      Eliminar
  21. Increíble las vacaciones que habéis tenido, un montón de aventuras de tuvisteis. Me ha encantado los sitios que has visitado y me apunto el sitio donde hacen surf ya que soy una aficionada a ello. Genial el post. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llegas hacer surf por allí, ya contarás qué tal tu experiencia. A mí es algo que me intriga y todavía no he probado.
      Un beso igual de grande para ti.

      Eliminar
  22. Hola guapisima!!
    Jamás he estado en Conil y tiene justo lo que yo siempre busco. Playa!! Aqui hay y no vivo sin ella. Pero además es que puedes visitar sitios muy chulos. me han encantado las fotos. BSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Ya estás tardando en pisar sus zonas. Imagínate estar en los lugares de estas fotos en persona, te encantará muchísimo más.
      Besos.

      Eliminar
  23. ¡¡Holiii!!
    Menudo viajecito que te has montado. Esa zona es preciosa, por las fotos que enseñas y la playa de Bolonia me parece increiblemente bonita. Que pena que no viva cerca de Cadiz.
    ¡¡Nos vemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      De vacaciones también se puede ir como nosotros y sabiendo de estos lugares, ya tienes referencias.

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen mi Blog. Agradezco tu aportación, siempre y cuando no contenga link a otras páginas o a otros Blogs.
Cada una de las imágenes aportadas en mi Blog, tienen copyright ©. Me atribuyo ser la autora de las fotos, así como haber pedido permiso cuando he colgado algo que no es de mi propiedad.
Cualquier contenido de este blog, no puede ser violado, modificado, distribuido o copiado sin mi permiso o autorización.
Así como, cada una de las opiniones que doy son totalmente ciertas bajo mi criterio.
Siéntete libre y deja tu huella, siempre que sea con respeto :)

Copyright © Algo especial